Colección de cromos para los abuelos

En cada colegio, en cada curso, hay una fiesta preferida: la mía es sin duda la dedicada a los abuelos. No entraremos en la forma de esta celebración, porque cada cual la organizaría a su medida. Es el fondo lo que interesa.

De antemano ya es importante que está reservada exclusivamente a ellos, es decir a abuelos y nietos, y a los vínculos especiales que se crean.

avia_net_pt

Aún es más importante el trabajo previo que, durante más de dos meses, se lleva a cabo en clase. Aparte del trabajo de áreas curriculares como lengua, música, plástica… que se realizan, lo inmaterial toma un valor relevante.

Uno de estos momentos claves de la preparación recae en el propio inicio: para empezar, antes que sepan los alumnos nada de lo que se les avecina, leo una poesía de una antigua alumna que celebró la fiesta escribiendo (y luego leyendo en público) una poesía dedicada a sus abuelos muertos antes de la fecha. Y esto permite tratar uno de los ejes de la celebración, mucho más allá de la fiesta en si misma: la pérdida.

Otro eje clave que se trabaja de fondo: la colección de cromos a los abuelos. Les impongo a los alumnos deberes diarios estrictos para que completen un álbum donde cada cromo es una actividad dirigida a sus abuelos: un beso más allá del habitual; una llamada, los tengan lejos o cerca; un abrazo porque sí; una caricia fuera de lo normal; un dibujo; un mensaje vía @, whats o lo que haga falta… con la única condición que sean gestos gratuitos que no busquen compensación a cambio de nada. Os animo a completar vuestras colecciones hasta el… No hay límites, ¡la colección tiene tantos cromos como cada uno quiera!

Compártelo en ...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *