Lego WeDo: rompiendo los límites

En un anterior artículo, titulado Lego WeDo: iniciación a la robótica, presentamos la propuesta de Lego para que los niños y niñas puedan aprender las bases de la robótica y la programación con tan solo 7 años. El presente artículo, continua la descripción de WeDo, pero en esta ocasión con la mirada puesta en la secuenciación de aprendizajes.

Tal y como explicamos en el anterior artículo, WeDo se organiza en dos módulos de aprendizaje. El primero es el básico y fundamental, a partir del cual los niños pueden aprender a montar 12 robots que incluyen elementos mecánicos y sensores que dotan al robot de movimiento y funciones, que se ejecutan gracias a la programación de un software específico. El segundo módulo, es una ampliación del primero que plantea 6 nuevos robots que incluyen máquinas simples y complejas, que se inspiran en modelos reales como grúas, puentes levadizos o carretillas elevadoras. Estos dos módulos, que pueden suponer un trabajo equivalente a dos cursos escolares, permiten a los alumnos aprender los fundamentos de la mecánica y la programación de robots.

Si estos dos módulos los consideramos como el nivel 1 y 2 de la secuenciación de aprendizajes, el nivel 3 sería un nivel menos pautado que los dos anteriores, en el que los niños deberían construir y programar un robot a partir de un diseño finalizado. Es decir, deconstruir un robot terminado para reconstruirlo a partir del análisis y los conocimientos adquiridos en los anteriores niveles. En este sentido, es interesante explorar las propuestas de Robo Camp que han diseñado nuevos robots a partir de las piezas originales de WeDo. Estos son algunos de los ejemplos:

car-wedo manipulator-wedo elevator-wedo

El cuarto y último nivel es del alumno totalmente emancipado. Trabaja solo con la mente. No tiene montajes guiados, ni diseños finales, solo una idea o un reto. Es capaz de crear un robot, teniendo en cuenta el encaje de los elementos estructurales, con los funcionales, sin olvidar la programación de los mismos. ¿Podrías construir un helicóptero que mueva las aspas y además haga el ruido del motor? ¿Podrías crear una nave como las de Star Wars? ¿Cómo se movía una locomotora clásica?

 

helicopter-wedoEsta secuenciación en 4 niveles, requiere también de sesiones de trabajo en el aula que sean significativas. Aprender robótica tiene que traducirse en algo más que montar robots y crear programas siguiendo instrucciones. Para ello es necesario plantear retos y modificaciones antes los cuales los alumnos tengan que predecir qué ocurrirá. Por ejemplo, ¿si una rueda es sustituida en un engranaje por otra más pequeña que ocurrirá?, ¿podría conseguir el mismo movimiento con menos piezas alrededor del motor?, ¿qué ocurriría si la potencia del motor baja al mínimo? o ¿cómo podría iniciarse la acción con un sensor de inclinación?

De la misma manera, son interesantes las actividades de exposición y coevaluación entre grupos de trabajo. Explicar a los compañeros cómo han logrado completar un robot es sin duda una magnífica actividad competencial. Al mismo tiempo, evaluar justificadamente el trabajo de los demás supone un grado de análisis y comprensión mayor, que el que se realiza únicamente con el trabajo propio.

Por este motivo, sea cual sea el nivel de los alumnos, es importante diseñar sesiones donde la construcción de robots se combine con la reflexión, la exposición y la coevaluación. Este planteamiento supondrá haber construido menos robots al final de curso, pero sin duda se habrá alcanzado un grado de comprensión y competencia mucho mayor.

Compártelo en ...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *